Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


miércoles, 31 de mayo de 2017

Consejos saludables para usar equipos de climatización


El aire acondicionado está de actualidad porque estamos en plena temporada de verano.
Las temperaturas suben rápidamente y el uso de equipos de climatización se incrementa exponencialmente en hogares, negocios y oficinas de todo el país.

Aire acondicionado y climatización. ¿Afectan a nuestra salud?

Durante esta época aumentan las referencias en los medios de prensa y televisión a enfermedades y problemas de salud relacionados con los sistemas de climatización y aire acondicionado.
Hay datos que manejan algunos de estos medios que sitúan hasta una quinta parte de las bajas laborales en verano al mal uso de los mismos.

Siempre presente además la terrible legionelosis como el monstruo al que culpabilizar. Sin embargo, la mayoría de expertos en salud consultados afirman en que los riesgos de la utilización del aire acondicionado por regla general son mínimos, que garantizando la limpieza de los filtros de los aparatos se evitaría el riesgo de infección y aplicando el sentido común y el buen uso en la regulación de las temperaturas, con un límite en torno a los 22-23 grados, se minimizarían radicalmente las consecuencias recurrentes de trastornos resspiratorios.

Consejos para minimizar los riesgos para la salud de los equipos de climatización y aire acondicionado

  • Controla la temperatura: los expertos calculan que la temperatura ideal debe estar situada en torno a los 24 grados, con dos grados por encima o por debajo de este margen. Es difícil establecer una temperatura al gusto de todos, y dependerá mucho también de la zona climática en la que nos encontremos.
  • Controla la humedad: tiene que ser de entre el 40 y el 60 por ciento. La mayoría de los equipos modernos llevan incorporado sistemas que regulan automáticamente este punto.
  • Limpieza de los filtros: el aparato debe garantizar un aire limpio a través de filtros, por lo que éstos se deben limpiar de forma regular. Siempre antes de comenzar la temporada y una vez al mes durante la temporada de verano. Algunos equipos modernos disponen de sistemas de auto-limpieza, que facilitan muchísimo esta tarea.
  • Evitar el flujo de aire directo: los chorros de aire dirigidos a un mismo punto aumentan el riesgo de sufrir lumbalgias, tortícolis y otros trastornos musculoesqueléticos. Es mejor que el aire se reparta de manera uniforme. Activa el movimiento de las lamas de tu split para que el chorro de aire se expanda unifórmemente por toda la estancia
  • Revisa el aislamiento: Es muy importante la calidad del aislamiento de nuestra vivienda para conseguir un confort eficiente de la misma mediante nuestros equipos de climatización y aire acondicionado.
  • Ventilar frecuentemente: los ambientes cerrados y la escasa renovación del aire se asocian, pueden causar la aparición de alergias y catarros. Es conveniente que el aire sea de calidad siempre para que nuestra salud no se resienta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario