Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


domingo, 27 de agosto de 2017

¿Debo dormir con el aire puesto?


¿Eres de los que creen que el aire acondicionado es malo para la salud y por eso no lo usas? Seguro que en más de una ocasión la temperatura ambiente no te ha dejado dormir: bien por ser demasiado fría o demasiado caliente. Te has comprado un precioso aparato de aire acondicionado pero a veces también te resulta molesto.

Normas básicas que el aire acondicionado no sea dañino
Para que  el aire acondicionado no resulte dañino hay tres normas básicas que debes seguir sí o sí: cambia el filtro cada cierto tiempo, cuida siempre la limpieza de tu aparato y respeta las temperaturas tanto de día como de noche.
Es recomendable  llevar a cabo una revisión completa de tu sistema de climatización por profesionales en instalación y mantenimiento de estos equipos con el fin de evitar la acumulación de bacterias que puedan llegar a ocasionar alguna molestia o enfermedades en las vías respiratorias.
Revisa la temperatura que seleccionas
Y es que la temperatura es un factor clave a la hora de accionar tu aparato de aire acondicionado por la noche. Así, lo primero que debes tener en cuenta antes de lanzarte a introducir los grados que quieres es que la temperatura diurna no es igual que la temperatura nocturna.
Esto es así porque cuando estamos dormidos nuestro cuerpo disminuye de temperatura, por lo que si duermes con la misma temperatura que mantenías durante el día es muy probable que te resfríes. ¿Tienes la suerte de contar con un aire acondicionado con el modo Sleep? Pues actívalo y a dormir.
¿Aires acondicionados ruidosos?
Claro que a lo mejor tu problema con el aire acondicionado no es la temperatura, sino el ruido. Es cierto que a mucha gente le cuesta conciliar el sueño debido al continuo runrún que emiten estos aparatos o incluso puede que no te moleste el ruido de forma consciente pero que este sí que te interfiera en la calidad del sueño.
Para evitar el problema del ruido, a la hora de adquirir un aparato la mejor opción  es inclinarse  por la instalación de aire acondicionado por conductos pues la máquina no suele colocarse en habitaciones y dormitorios, sino en baños. Y si lo que te preocupa es la factura de la luz, ¡por ahí te va un truquillo! Hazte con un aparato eficiente a nivel energético, catalogado bien como A++ o como A+++, ¡y a ahorrar!

Cómo debe estar el aire acondicionado en el trabajo


La regulación del aire acondicionado provoca que el 75% de los trabajadores (un total de 15.051.900) discutan entre sí, según una encuesta realizada por el portal de internet MSM a mil de sus usuarios.

Os dejamos con un articulo sobre las recomendaciones que nos da mapfre sobre el uso del aire acondicionado en el trabajo.

Aire Acondicionado y Salud Laboral

Los aparatos de aire acondicionado son una fuente de confort y de calidad de vida en las épocas más calurosas del año, pero a su vez pueden suponer un riesgo para nuestra salud si son utilizados de modo incorrecto o con una intensidad inadecuada. La legislación laboral vigente en esta materia indica que las temperaturas y las humedades extremas deben evitarse en los lugares de trabajo, así como los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire molestas.
LO QUE DEBES SABER…
  • La temperatura: lo ideal es que esté entre 24 y 26ºC
  • El mantenimiento: es importante limpiar los aparatos, sobre todo los filtros, ya que pueden acumular gérmenes u otras sustancias.
  • Riesgos del uso incorrecto: resfriados, cefaleas, contracturas, inflamación de garganta…
¿Cuál es la temperatura idónea?
Se recomienda el uso de aire acondicionado en verano, manteniendo una temperatura entre 24 y 26ºC, en el domicilio o en el lugar de trabajo; las normativas actuales recomiendan una temperatura no inferior a los 26ºC en locales de usos administrativos, comerciales, culturales, de ocio y estaciones de transporte, para ahorrar energía y reducir el consumo energético innecesario. En general, se considera que una temperatura inferior a los 24ºC no es confortable. Igualmente, se recomienda en los lugares de trabajo mantener la temperatura constante, promocionar la ingestión de líquidos reducir el consumo de cafeína y alcohol. En bastantes ocasiones el uso de ventiladores es suficiente y su rendimiento energético es adecuado.

Enfriamiento evaporativo, ¿qué es?

El enfriamiento evaporativo es un sistema natural y económico de climatización que proporciona aire fresco utilizando agua. Los enfriadores evaporativos basan su funcionamiento en enfriar el aire que aspiran a través de un panel humedecido por agua, por lo que un correcto dimensionado e instalación permite obtener hasta un descenso de 10ºC.