Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


miércoles, 25 de abril de 2018

¿Hay que ventilar en una casa pasiva?


En general, en los edificios “tradicionales” realizamos la renovación del aire a través de la ventilación natural, es decir, abrimos las ventanas para que se produzca el intercambio de aire entre el exterior y el interior de la vivienda o para alcanzar un mayor confort en caso que queramos “calentar” o “enfriar” la vivienda.  Sin embargo, en una casa o edificio pasivo no es necesario abrir las ventanas para ventilar ni para alcanzar el confort, ya que en este tipo de viviendas la calidad de aire se logra con sistemas de ventilación con recuperación de calor y la temperatura de confort viene dada por el uso de cerramientos-aislamientos pasivos.
En España es costumbre abrir las ventanas para “airear” la vivienda, así lo hemos hecho siempre y es costoso deshacerse de ciertos hábitos adquiridos. Sin embargo, esta práctica no siempre resulta beneficiosa ya que no conseguimos limpiar el aire (porque el aire exterior también se encuentra contaminado) y además, también se traduce en pérdidas de energía en invierno, ya que  al producirse esa diferencia térmica, luego es necesario aumentar la demanda de calefacción para compensarlo.

Según un estudio reciente  “Estudio Passivhaus. Estudio del usuario de edificios de consumo casi nulo-pasivos” que analiza el comportamiento de los usuarios en  edificios ECCN,  el 76,27% de los usuarios abre las ventanas para ventilar y lograr un aire interior saludable porque relacionamos esta acción con un mayor bienestar y confort.  Sin embargo, ¿cómo es la ventilación en un edificio tradicional y cómo es la ventilación en las casas pasivas?

En un edificio convencional, la calidad de aire se logra a través de la apertura de las ventanas mientras que la temperatura de confort se consigue a través de sistemas convencionales de aire. Estos sistemas, a menudo, son fancoils, convectores o splits, y no ayudan a generar una sensación de confort pues generan corrientes, polvo, ruido y temperaturas desiguales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario